El médico se pone manos a la obra con su paciente mulato

Un mulato cachas en calzoncillos recibe al médico y le cuenta que tiene un fuerte dolor abdominal, así que su médico se ponen unos guantes y le mete unos dedos por el culo para hacerle un tacto rectal. Como no encuentra la causa de su dolor, le pide que se lo folle para ver si es algo muscular, y el mulato se folla bien a su doctor como paciente obediente que es.